Truco para que al hacer pan en casa la masa suba más rápido

Hay muchas recetas fáciles para hacer pan casero, pero en todas ellas lo peor es siempre tener que esperar a que la masa fermente y laude hasta doblar su volumen. Con este truco podrás evitar esa hora de espera.

Hacer pan en casa es algo tremendamente fácil. Los ingredientes están al alcance de cualquiera y son realmente baratos:

  1. Harina
  2. Levadura
  3. Sal
  4. Aceite
  5. Agua

Tan solo con eso ya podremos cocer nuestro propio pan en forma de hogazas, barras, baguettes o pistolas. De hecho, si no queremos complicarnos la vida podremos optar a preparados de harina y levadura ya mezclados en sus proporciones correctas y que se pueden comprar en establecimientos como Mercadona o Lidl con precios de aproximadamente 1 euro el kilo.

En cualquier caso, una vez mechados los ingredientes y amasada la masa, es necesario dejarlo en un recipiente tapado con film transparente para laude, es decir, para que fermente hasta doblar su volumen. Esto puede tardar entre 45 minutos y una hora y media en función de la climatología.
Sin embargo, podemos prescindir de este período de tiempo e introducir la masa recién amasada directamente en el horno simplemente recordando hacerlo en frío. Es decir, no hay que precalentar el horno hasta los 200 grados de la cocción, sino introducir la masa con él frío de modo que vaya calentándose poco y mientras tanto la masa vaya fermentando.
Un truco realmente fácil para ahorrarnos un buen rato en la preparación de nuestro pan en casa.




¿Te ha resultado útil este artículo? ¡Síguenos en Facebook!


Este artículo tiene todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial sin el consentimiento expreso de Consejos-Y-Trucos.com o de su autor.